"Efecto columpio": nuevos desafíos en la educación en tiempo de pandemia

04 Abr 2021
1

Frente a los intentos de reactivar la enseñanza presencial en escuelas y colegios en tiempos de pandemia, en la jerga de los expertos de educación empieza a difundirse la expresión 'Efecto columpio"'para indicar las consecuencias de los stop and go generados por el aislamiento periódico y aleatorio de las burbujas con casos de contagio.

Del tema se está ocupando la Facultad de Humanidades de la UNSTA gracias al aporte de los investigadores que conforman el equipo de su Departamento de Educación. "Nos enfrentamos diariamente a nuevas situaciones generadas por la coyuntura pandémica -comenta Luigi Pisoni, decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Santo Tomás de Aquino - y eso afecta profundamente los procesos de enseñanza-aprendizaje del alumnado de todas las edades. Por esta razón, nuestros investigadores están monitoreando permanentemente los efectos que las dinámicas actuales generan en los diferentes ámbitos educativos".

"La vuelta a una semi-presencialidad intermitente genera indudablemente oportunidades y, al mismo tiempo, evidencia criticidades - observa Fátima Salas, directora del Departamento de Formación Humanístico-Cristiana de la UNSTA - Si bien está permitiendo que se logren algunos resultados positivos en los procesos de re-socialización luego de la primera ola de la pandemia, también nos puso de frente a una diversidad de contextos en las comunidades educativas, que se fueron haciendo visibles a corto y mediano plazo. En este escenario, el esfuerzo y el compromiso de todas las instituciones es totalmente apreciable, ya que apunta a empoderar el rol docente, potenciando el vínculo con el otro, la inspiración y el valor de lo humano. Sin embargo, será necesario incrementar el aporte de todos los agentes involucrados para alcanzar condiciones más satisfactorias".

"Todos coincidimos que nunca una computadora podrá reemplazar la acción generada por el maestro desde el andamiaje pedagógico que se despliega en una institución - precisa Verónica Toledo Carabajal, directora del Departamento de Educación de la Facultad -. De todos modos, algunos estudios evidencian que esta bimodalidad tan particular, que se está experimentando en diferentes partes del planeta, afecta el ritmo de aprendizaje de los alumnos más avanzados o que en principio mostraban más ventajas de base, sobre todo por tener acceso regular a buenas conexiones y recursos informáticos. En este caso, una buena educación a distancia, bien planificada y sin interrupciones de la acción didáctica, podría resultar más provechosa que una educación coyuntural con continuos imprevistos".

Por otro lado, para alumnos que vivan una inestabilidad en la conexión y una escasez de recursos, el stop and go es mejor que una desconexión prevalente. "Advertimos que esta situación reduce la brecha educativa - confirma la directora del Departamento de Educación de la UNSTA- pero podría no resultar del todo equitativa en su impacto global, por lo cual hay que seguir proyectando una multiplicidad de oportunidades para el aprendizaje y la innovación en la educación posterior a la pandemia".

En definitiva, bajo la expresión de “efecto columpio” nos encontramos inspirados a impulsar una serie de propuestas para la formación docente permanente y continua que ofrezca a los operadores educativos de todos los niveles y modalidades siempre más herramientas para alcanzar el equilibrio entre calidad y equidad.