Simulaban que eran policías y hacían "controles" en Yerba Buena, pero eran asaltantes

Efectivos de la División Robos y Hurtos arrestaron a cuatro integrantes de la banda luego de una persecución de más de 20 cuadras.

21 Abr 2021
1

TRAS LA DETENCIÓN. Agentes de Robos y Hurtos llevan adelante el operativo. Foto: Ministerio de Seguridad

Llevaban un uniforme de la Policía de Tucumán. Se movían de noche, en grupo y armados. Y, simulando que efectuaban controles viales, cometían atracos en la zona de Yerba Buena. Ayer, sin embargo, quedaron detenidos luego de una extensa persecución. Ahora, deberán afrontar un proceso penal ante la Justicia provincial.

A partir de un operativo de prevención, agentes de la División de Robos y Hurtos de la Policía lograron desbaratar esta banda de asaltantes, además de secuestrar el automóvil en el que se movilizaban sus cuatro miembros y de obtener pruebas clave para la investigación penal.

Según explicó Miguel Carabajal, jefe de la repartición policial, el procedimiento comenzó cuando un equipo de calle que circulaba en un patrullero vio pasar un VW Gol gris oscuro a gran velocidad.  

“Los efectivos decidieron interceptarlos para proceder a llevar adelante un control, pero estas personas emprendieron una veloz huida. Esto desató una persecución", expresó el comisario.

Detalló que, tras 20 cuadras, finalmente los uniformados le dieron alcance al VW Gol. "Entonces, los sospechosos trataron de escapar a pie, pero los policías los redujeron y los demoraron", añadió el comisario.

Con dos transeúntes como testigos, los agentes de Robos y Hurtos concretaron una inspección.

"Al requisar el auto, descubrieron en su interior una campera policial, un arma de fuego y varios celulares que comenzaron a sonar. A través de uno de esos móviles se llegó a establecer que le pertenecía a un hombre que acababa de ser asaltado en Yerba Buena”, informó Carabajal.

El dueño del teléfono, explicó el comisario, les dijo que pocos minutos antes había sido víctima de esta banda. Según detalló la víctima, los ladrones lo habían obligado a detener la marcha de su motocicleta simulando un control policial. De pronto, uno de ellos sacó un arma, y los demás le quitaron una riñonera, una mochila, dinero y el teléfono celular, entre otros bienes.

“Se puso en conocimiento a la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I°, a cargo del fiscal Diego López Ávila, y desde allí se ordenó la inmediata aprehensión de las cuatro personas y una serie de medidas relacionadas a la investigación”, cerró Carabajal.

Comentarios