“Parada Parejas ingresó a mi edificio y me dejó mensajes en las paredes”

La víctima refirió que el femicida interrogaba a los vecinos sobre su rutina y horarios.

26 Abr 2021

Hacia comienzos de 2018, Mauricio Parada Parejas ya conseguía entrar en la torre céntrica donde Paola Tacacho alquilaba un departamento. Hasta ese momento, las denuncias de la profesora de Inglés asesinada el 30 de octubre de 2020 expresaban que el agresor la esperaba afuera de su casa y de los institutos de idiomas en los que trabajaba. Pero el 21 de marzo de hace tres años, la víctima manifestó en dos denuncias distintas recibidas con diferencia de horas en la comisaría I° de esta ciudad que Parada Parejas se había dado maña para entrar, y dejarle mensajes en las paredes y escaleras. Tacacho incluso aportó imágenes de los grafitis que quedaron incorporados en la causa N°6.

CAPTURAS DE PANTALLA. Las fotos de los grafitis pertenecen al caso N°6 y fueron aportados por Tacacho con una denuncia del 21 de marzo de 2018.

A las 22.01 del 21 de marzo de 2018, la docente oriunda de Salta dijo en la comisaría I°: “en el día de la fecha, Parada Parejas entró en el edificio donde vivo sin autorización. Previamente ingresó, y me dejó mensajes con marcador negro y lapicera en las paredes. Pero hoy la propietaria del edificio justo estaba instalando cámaras de seguridad, lo vio y se comunicó conmigo para que vaya urgente”.

La denunciante agregó que, cuando llegó, la locadora le mostró fotos de Parada Parejas. “Me dijo que había entrado con actitud sospechosa, cosa que no es la primera vez que ocurre, y pidió hablar conmigo”, expresó Tacacho, según la denuncia. La víctima manifestó que el ex alumno al que venía acusando infructuosamente desde 2016 había intentado obtener datos sobre su vida. “(Parada Parejas) solicitó información de la inmobiliaria que me alquila (el departamento), pero la dueña se negó a dársela”, afirmó. Tacacho dejó constancia de que unas horas antes había denunciado que Parada Parejas la amenazaba de muerte.

“Pido que se tomen las medidas necesarias (para detener al acosador). Temo por mi integridad física y, por ello, solicito una prohibición de acercamiento hacia mi persona”, finalizó la víctima. Al final del acta, los oficiales subayudantes Lucas Lucca y Hugo Matías Cabeza Ruiz hicieron constar con negritas que habían comentado a Tacacho que estaba de turno la entonces Fiscalía de Instrucción en lo Penal N°9 que subrogaba el ex fiscal Washington Navarro Dávila. Pese a esta aclaración, la mesa de entrada del Ministerio Público Fiscal giró la acusación a María del Carmen Reuter, que en ese momento dirigía en forma interina la ex Fiscalía N°10. El 8 de junio de 2018, la fiscala archivó el aquí llamado caso N°7 de Tacacho con el argumento de la “orfandad de pruebas”.

La primera denuncia del 21 de marzo, que originó la causa N°6, ingresó a las 18.30 a la comisaría I° con la intervención del oficial ayudante Miguel Alejandro Pérez y del sargento Segundo Medina. Tacacho relató allí: “quiero dejar asentado que sufrí violaciones domiciliarias y amenazas de muerte. (...) Parada Parejas me asegura que me va a matar y que me queda poco tiempo”.

Comentarios