Un fiscal consiguió la tercera perimetral y al día siguiente archivó la novena causa de Tacacho

López Bustos archivó la denuncia de la víctima sin investigar al femicida Parada Parejas, pese a que un informe ya le atribuía 13 causas penales.

10 May 2021 Por Irene Benito

La penúltima denuncia de persecución y amenazas de Paola Tacacho contra el femicida Mauricio Parada Parejas sucedió durante la cuarentena decretada por el nuevo coronavirus, fase de aumento crítico de los casos de violencia que había llevado a la Justicia a extremar la vigilancia respecto de este fenómeno e, incluso, a extender de oficio las restricciones de acercamiento. La novena causa de hecho es un ejemplo de celeridad judicial: de un día para el otro, el fiscal especializado en Violencia Familiar y de Género N°2, Ignacio López Bustos, pasó de considerar a Tacacho como mujer víctima de agresiones, y de requerir y obtener medidas de protección, entre ellas la tercera perimetral, a opinar que no había pruebas de delitos y que correspondía archivar la causa. Cinco meses después, Parada Parejas asesinó a Tacacho y se mató en la vía pública.

DICTAMEN DEL 14/5/20. El fiscal consideró a Tacacho víctima de violencia.

DICTAMEN DEL 15/5/20. El fiscal opinó que no había pruebas de delito.

Consultado ayer respecto de estas actuaciones tramitadas en cuatro jornadas corridas (su identificación oficial es 29.704/20), López Bustos manifestó que prefería no hacer comentarios. En el presente, el fiscal encabeza las unidades de Homicidios (N°1), y de Violencia Familiar y de Género (N°3) con competencia en las causas sometidas al régimen del nuevo Código Procesal Penal vigente desde el 1 de septiembre.

“Quisiera que la familia (de Parada Parejas) se haga cargo de este peligro”, había expresado Tacacho en el acta policial labrada el 11 de mayo de 2020 en la comisaría I° de esta ciudad (se informa por separado). La profesora de Inglés había acudido por enésima vez a la dependencia policial para avisar que su ex alumno ese día había vuelto a presentarse en su edificio e intentado localizarla. Tacacho había requerido al oficial subayudante que normalmente firmaba sus actas, Hugo Matías Cabeza Ruiz, que Parada Parejas necesitaba con urgencia atención psicológica o psiquiátrica porque no dejaba de perturbarla pese a la existencia de dos órdenes judiciales de alejamiento previas y a que había estado detenido en 2018. Parada Parejas recuperó la libertad y a los 18 días volvió a perturbar a Tacacho, según las constancias de la causa N°6, que acabó archivada “por falta de espacio físico” a partir de una decisión del auxiliar de fiscal Fernando Isa (ver “Casos difundidos...”).

En comparación con lo sucedido en los ocho procesos anteriores, López Bustos actuó en tiempo récord tanto para frenar el hostigamiento como para deshacerse de la causa. El expediente de 35 páginas incluye un informe de la Mesa de Entradas Penal que detalla que en ese momento Parada Parejas ya acumulaba 13 casos. Tacacho confirmó que ella era la promotora de esas investigaciones al prestar declaración telefónica como víctima ante López Bustos el 13 de mayo de 2020. En ese testimonio, la docente reiteró que el denunciado había sido su alumno y nada más.

“A este loco lo conozco desde 2015, más o menos, de cuando yo enseñaba en la carrera de Traductorado de Inglés en el Instituto Mark Twain. Nunca tuve relación con el loco, ni siquiera de amistad”, dijo la joven al fiscal. Y añadió que en varias oportunidades aquel la había amenazado de muerte e insultado: “yo hablé con la madre de él y con su hermano (Ronald Parada Parejas) antes de hacer la primera denuncia, y me contestaron ‘no te va a hacer nada’, sin otra respuesta”.

Parada Parejas, “pareja”

Tras la declaración de la docente oriunda de Salta, López Bustos tomó dos decisiones: por un lado, ordenó a la comisaría I° que hiciera patrullajes preventivos y contactara a la víctima, y, por el otro, solicitó la tercera perimetral. En ese requerimiento del 14 de mayo de 2020, el fiscal citó el artículo 16 de la Ley Nacional de Violencia contra la Mujer N° 26.485: “los organismos del Estado deberán garantizar a las mujeres, en cualquier procedimiento judicial o administrativo, además de todos los derechos reconocidos en la Constitución y los tratados internacionales, los derechos a ser oída personalmente por el juez y la autoridad administrativa competente; a que su opinión sea tenida en cuenta al momento de arribar a una decisión que la afecte; a recibir protección judicial urgente y preventiva cuando se encuentren amenazadas; a recibir un trato humanizado que evite la revictimización y a la amplitud probatoria para acreditar los hechos denunciados teniendo en cuenta las circunstancias especiales en las que se desarrollan los actos de violencia”.

A continuación, López Bustos consideró que la investigación penal debía impedir que el delito produzca consecuencias ulteriores. “De las constancias del caso surge que la víctima Tacacho habría sufrido violencia por parte de su pareja (sic)”, añadió. Y solicitó al juez de turno (Facundo Maggio) una medida por el plazo de tres meses para mantener a Parada Parejas a un radio de 200 metros de distancia de Tacacho, y para que este se abstuviese de perturbarla o intimidarla por cualquier medio.

Sin pérdida de tiempo, la Fiscalía Especializada en Violencia Familia y de Género N°2 transmitió la petición a Maggio y este autorizó la prohibición de acercamiento más allá de la competencia que en definitiva correspondiese. En el mismo acto, el entonces juez de Instrucción en lo Penal N°2 de San Miguel de Tucumán -después ascendió a miembro del Tribunal de Impugnación- se inhibió de “continuar entendiendo en el seguimiento de la cautelar” y expresó que la Fiscalía debía remitir copias certificadas del proceso al Juzgado de Familia de turno. El oficial subayudante Cabeza Ruiz notificó la tercera perimetral a Parada Parejas el mismo 14 de mayo a las 20.40.

Del expediente se desprende que el victimario estaba al tanto de la nueva causa incluso antes de que le comunicaran que tenía que apartarse de la profesora. Ocurre que en las horas previas los defensores Juan Andrés Robles y Claudia Cecilia Robles se presentaron espontáneamente, y pusieron a Parada Parejas a disposición de la Justicia (se informa por separado).

Como ya había ocurrido en otro expediente, el apersonamiento de la defensa precipitó el final del proceso. El 15 de mayo y sin investigar al femicida, López Bustos opinó que “del análisis de la causa surgía que no se han obtenido medios probatorios suficientes para atribuir” un delito; que ello tornaba injustificado la convocatoria a declarar como imputado y que la causa debía ser archivada.

La actuación del sistema judicial respecto de las denuncias de la profesora asesinada no generó sanciones. A finales de abril, la mamá de la víctima, Mariela Tacacho, solicitó la destitución de la fiscala Mariana Rivadeneira (causas N°4 y 5) junto al legislador José María Canelada. La progenitora además informó que el Ministerio Público Fiscal había abierto un sumario “en general” y otro para el auxiliar Isa, aunque no había accedido a las actuaciones.

Casos difundidos en esta serie de informes

- Causa 15.478/16: empezó el 18/3/16 y finalizó el 5/9/16 luego de que la fiscala Reinoso Cuello pidiera una cautelar.

- Causa 34.121/16: empezó el 21/6/16 por la violación a la perimetral y concluyó el 5/6/17 por la decisión de sobreseimiento de Parada Parejas que dictó el juez Pisa.

- Causa 37.066/16: empezó el 6/7/16 por otra transgresión de la cautelar y la fiscala Reinoso Cuello la cerró el 7/10.

- Causa 49.749/16: empezó el 9/9/16 por iguales motivos a los dos procesos previos y Rivadeneira la archivó el 29/11.

- Causa 39.136/17 (incluye a la 39.152/17): empezó el 27/6/17 por la misma razón de las tres anteriores y Rivadeneira la archivó el 2/5/18.

- Causa 17.997/18 (incluye a la 29.713/18 y a la 42.109): empezó el 21/3/18 y llegó a acumular tres acusaciones más mientras la sustanció el ex fiscal Navarro Dávila. El 10/10/19, el auxiliar Isa la archivó por la antigüedad de los hechos y por “falta de espacio físico”.

- Causa 18.251/18: empezó el 21/3/18 (igual fecha que la anterior) y Reuter la archivó por carencia de pruebas el 8/6.

- Causa 32.711/18: empezó el 19/5/18 y el fiscal López Ávila la cerró por falta de evidencias el 7/8/18.

- Causa 29.704/20: comenzó el 11/5/20 y el fiscal López Bustos la cerró por falta de pruebas el 15/5/20. Un día antes había pedido y obtenido la tercera medida perimetral.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios