Le repitieron la rinoscopía a Zarlenga

Por un malentendido, la pericia se hizo antes de tiempo. Malestar en una de las querellas

14 May 2022 Por Santiago Re
1

EN AUDIENCIA. Armando Zarlenga (h) junto a su defensor.

El estudio médico que debía realizarse ayer Armando José Zarlenga (h), de 31 años, debió repetirse y fue cuestionado por uno de los querellantes de la causa. El golfista es investigado por haber protagonizado una tragedia cuando chocó en su camioneta a los rondines Maximiliano Saldaño (25 años) y Joaquín Morales Franck Colombres (22 años), que viajaban en moto por avenida Mate de Luna 2.700. Ambos jóvenes perdieron la vida por la colisión. El hecho ocurrió el 25 de abril a la madrugada.

Tras ser detenido, se comprobó que Zarlenga estaba alcoholizado al momento del hecho. En el toxicológio reveló que tenía metabolitos de cocaína en su organismo. Esta última cuestión fue discutida por la defensa del golfista, que solicitó una pericia complementaria que revelaría que su defendido no inhaló ninguna droga.

Por pedido de los defensores Camilo Atim y Ernesto Baaclini, estaba previsto que ayer a las 10 el imputado se sometiera a una rinoscopía con el fin de probar que su defendido no consume cocaína. Las partes accedieron a que se realice este estudio complementario pero aclarando que fuera en un establecimiento público, por ello se realizó en el hospital Padilla.

Error y polémica

Por un error de los profesionales que realizan este estudio, el examen se hizo antes de lo previsto. Según contó el querellante Jorge Lobo Aragón (representa al padre de Morales Franck), quien fue al nosocomio para supervisar que el estudio se hiciera con transparencia, Zarlenga se presentó antes de que las partes acusadoras llegaran y los médicos lo hicieron pasar como a cualquier otro paciente para realizarle el estudio. Este descuido causó malestar entre los querellantes y las familias de las víctimas, sin embargo luego se aclararía que esto en nada afectaba la realización de un segundo examen.

La fiscal Mariana Rivadeneira, quien subroga la unidad de Atentados Contra las Personas, se presentó en el hospital con personal médico del ECIF para pedir explicaciones. Se aclaró que había sido un malentendido menor y los propios médicos del Ministerio Público Fiscal coincidieron con sus colegas en que reiterar el estudio no traería variantes a los resultados. De esa manera se dio por nula la primera rinoscopía y se le realizó al imputado una segunda, cuyos resultados se esperan para el lunes. El último examen duró cuatro minutos y quedó registrado en video para tranquilidad de las partes.

Luego de la pericia, Lobo Aragón se comunicó con LA GACETA y sintetizó que indistintamente de cual sea el resultado no será de interés para la acusación. “Nadie plantea que sea un adicto, sí que al momento del hecho pudo haber consumido cocaína, porque hay un informe de peso que dice eso. Quizás no la inhaló, pero también podría habérsela inyectado”, argumentó, adelantando que impugnarán la pericia de rinoscopía.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios