Ahorros y finanzas: "No hay magia; la rentabilidad exorbitante no existe"

Guillermo Sidoti sugiere a ahorristas ser cautelosos frente a la inflación

14 May 2022 Por Marcelo Aguaysol

La fiebre de las criptomonedas, más volátiles que siempre; la aparición de más ofrecimientos de inversión con ese dinero digital con rendimientos extraordinarios y un mercado que se está acostumbrando a la aversión al riesgo por efecto de la crisis global y de una inflación que no encuentra techo. En ese contexto, expresa Guillermo Sidoti, coordinador de las Certificaciones Financieras Internacionales del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), señala que hoy, más que siempre, la idoneidad es una condición sine qua non no sólo para los asesores financieros, sino también para los propios ahorristas que deben pedir la certificación para no tener dolores de cabeza en el futuro acerca de dónde fue a parar su capital. En su visita a Tucumán para presentar el programa Asesor Financiero Certificado (AFC), Sidoti dio la siguiente entrevista a LA GACETA.

-¿Qué significa la especialización que ofrece el IAEF?

-Este programa tiene un doble beneficio. Por un lado, la capacitación, pero por el otro otorga idoneidad. En los mercados de capitales, cada vez que se produce una crisis causa caídas y una elevada volatilidad. En ese contexto, los reguladores ajustan los procedimientos y las reglas para poder operar. Entonces se solicita que todo aquel asesor de mercado justifique y pruebe que es idóneo para esa tarea.

-Es de ida y de vuelta..

-Claro. Por ejemplo, como inversor, hay personas que tratan de poner su capital en manos de una persona idónea en la materia, que le puede acercar la mejor información del mercado y, así, sepan cuáles pueden ser los riesgos que corren con tal o cual activo. Y lo asumo o no en función del perfil de una acción, de un bono o de un derivado. Paralelamente, le exigirá a su asesor que le explique cada detalle porque para eso se preparó.

-¿Cómo se resguarda el dinero o el capital en medio de la crisis?

-Hay un factor importante que es la aversión al riesgo que tenga cada uno de los activos. Puede que el inversor decida transitoriamente asumir pérdidas o directamente alejarse de ellas. Hay que moverse hacia aquellos activos financieros que son más conservadores. Es difícil cubrirse contra todo. Por eso la principal máxima de las finanzas es la diversificación. Hay que tender hacia eso y cubrirse ante una potencial devaluación o ante una inflación creciente como la que está mostrando en la actualidad la Argentina. Por eso, hoy se buscan más activos que se ajustan por inflación o se inclinan por los bonos corporativos en dólares. No se descartan los ADR o acciones de exportadores argentinos. La volatilidad global está dada por la guerra entre Rusia y Ucrania, pero venía marcándose además porque muchos mercados estuvieron cerrados por la pandemia de la Covid. Así, se reajustan las tasas de interés y eso lo sufren, en gran medida, los mercados emergentes. En la actualidad, los commodities están sosteniéndose al alza. Asimismo, podemos ver conductas de inversores que tienden a comprar a la baja. ¿Qué quiere decir esto? Depende de la espalda financiera que tenga y de su aversión al riesgo, salen a comprar y a aprovechar ofertas en sectores que consideran que, superada la coyuntura, pueden tener un buen desempeño en el futuro. Son los precios de oportunidad. Como dije antes, depende de cada uno de los inversores que traten de aprovechar este contexto y de su capacidad para surfear en la crisis.

¿QUÉ HACER? Sidoti señala que, por lo general, los ahorristas se inclinan hacia activos conservadores.

-Precisamente, en el mundo, los profesionales argentinos suelen destacarse por saber surfear en las crisis...

-Con las crisis recurrentes que se han dado en el país, nos da la agilidad suficiente para que otros países que hoy atraviesan una situación similar demanden más profesionales argentinos. Somos muy valorados por eso. Ajuste por inflación no se da en cualquier lugar del mundo; el argentino ya tiene experiencia en eso. Para nosotros puede resultar natural una tasa del 8,3% de inflación americana; para ellos, en tanto, es una incomodidad ese escenario. Lamentablemente, en la Argentina no encontramos la estabilidad necesaria para salir adelante consistentemente. Tenemos momentos de euforia y también momentos de depresión.

-¿Cómo analiza la fiebre que se ha desatado con las inversiones con renta extraordinaria de entre 12% y 25% mensual?

-Hay que tener mucho cuidado con las inversiones. La magia no existe. La rentabilidad exorbitante no existe. Hay que desconfiar mucho en eso. Si tiene un dinero que está dispuesto a perderlo, bueno, cada uno sabe el riesgo que asume. Hay que conocer muy bien quién es la persona que ofrece la inversión. Hay que investigar y hacer el trabajo que es necesario realizar para establecer dónde se coloca el ahorro, sino pasan cosas como las que han sucedido en los últimos tiempos. Y después es tarde para lamentarse. No puede haber activos que te paguen una rentabilidad extraordinaria cuando el riesgo es alto.

-Entonces, ¿cómo usamos el dinero en tiempos de turbulencias?

-Insisto con el viejo concepto de finanzas: tiene que haber diversificación. Asumir riesgos o coberturas frente a diferentes situaciones es clave. Tenemos que cubrirnos contra la inflación; también se puede buscar refugio en activos con dólares. Es necesario cubrirse contra la devaluación del peso, asumiendo parte de renta variable y de renta fija, dependiendo de la aversión al riesgo que tenga cada inversor. Si no está dispuesto a ver temporalmente un rendimiento negativo de los activos, hay mucho que pensar. Nadie quiere quedar atrapado a la volatilidad. Es muy difícil cubrirse contra todo. Si se trata de un pequeño inversor, es posible que trate de buscar refugio en los fondos comunes de inversión. El inversor tiene que indagar y preguntar a fondo a su asesor financiero certificado qué riesgo está asumiendo. Éste lo tiene que ayudar, ese es su oficio.

-¿Cómo se alcanza esa idoneidad?

-Es fundamental tenerla, porque hay una regulación que cumplir y no podes hacer negocios en el mercado si no estás registrado. La primera pregunta que tiene que hacerle un inversor es qué numero de registro tiene en la Comisión Nacional de Valores (CNV). Esa es la prueba de la idoneidad.

-¿Qué otros aspectos son necesarios en el proceso de operación en el mercado?

-La seguridad que te puede dar la formación y la capacitación, más aún frente a una volatilidad elevada, un escenario que debe ser analizado permanentemente para saber qué es lo que está pasando y lo que puede llegar a pasar.

-¿Qué piensa acerca de las inversiones en criptomonedas?

-Las criptomonedas son un capítulo aparte. Sería muy cauteloso. Está claro que la tecnología blockchain luce útil para muchas industrias, pero como ha dicho la CNV el de las criptos es un mercado que los inversores minoristas tendrían que ver con mucho cuidado porque tienen una alta volatilidad. Entonces, el riesgo de perder todo existe.

El programa: ¿a quiénes está dirigido?

El programa de Asesor Financiero Certificado se ha diseñado en función a la realidad y particularidades del mercado financiero argentino, a la vez que respeta una metodología docente basada en la experiencia de los mejores centros formativos de Europa y América. Es promovido por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) y, en Tucumán, es promovido por el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas y por la Universidad San Pablo-T. Guillermo Sidoti, gerente de Formación del IAEF, vino a esta ciudad para dar una charla informativa del programa que arrancará en junio y que será dictado, con clases presenciales, en las aulas de la Universidad San Pablo T. El ejecutivo puntualizó que la especialización no sólo estará dirigida a profesionales vinculados con las Ciencias Económicas, sino también a estudiantes avanzados de carreras afines. Expresó, asimismo, que los interesados en acceder al plan Asesores Financieros Certificados pueden contactarse con el colegio de profesionales, con la unidad académica y con el IAEF. Además puso a disposición su mail [email protected]


Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios